Aspectos Fiscales

El alquiler vacacional es una actividad que ha experimentado un crecimiento significativo en España en los últimos años. Sin embargo, es importante destacar que los ingresos obtenidos por el alquiler vacacional están sujetos a impuestos y tributaciones en España.

Por lo general, cualquier persona que obtenga ingresos de alquiler vacacional en España está obligada a declararlos y pagar los impuestos correspondientes.

En la mayoría de los casos el propietario o explotador, exclusivamente ofrece el servicio de alojamiento, sin ofrecer ningún otro servicio complementario como podrían ser; servicios de restauración, limpieza durante la estancia, reservas de eventos o excursiones…. siendo el impuesto más relevante en este caso es el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que grava los ingresos obtenidos por el alquiler vacacional.

Si el propietario del alojamiento es una persona física que alquila la propiedad deberá tributar por los ingresos obtenidos en el IRPF, en su declaración de la renta Modelo 100 en la Agencia Tributaria.

En este caso, el propietario deberá declarar los ingresos obtenidos por el alquiler vacacional en la declaración anual de la renta y pagar los impuestos correspondientes. Además, también deberá cumplir con otras obligaciones fiscales, como la obligación de emitir facturas y llevar una contabilidad adecuada, ya que podrá desgravarse y restar de los ingresos todos los gastos derivados de la actividad turística; gastos de comunidad, suministros, pequeñas reparaciones, peticiones especiales de viajeros….

Debajo de este recuadro, existe contenido exclusivo y videos, únicamente disponibles para usuarios registros. Puedes identificarte en este enlace o registrarte a los cursos.